La importancia del “barrel sock” y la obligación de exigir su uso

Prensa AAP.- El paintball tiene una tasa de heridos de sólo un 0,2% por cada 1.000 jugadores. Las estadísticas de las aseguradoras no mienten. Son datos del Consejo Nacional de Seguridad norteamericano y de “Control System Inc.”, empresa aseguradora especializada en esta práctica ludodeportiva. Es por lo tanto un deporte más seguro que el golf y que el bowling en términos de heridos por jugador.

Estas tasas se han podido mantener bajas, siempre que se ha priorizado la seguridad, lo más importante cuando se trata de jugar paintball. Y uno de los pilares fundamentales de esto, es el “Barrel Sock”. Un dispositivos de bloqueo del cañón que debe permanecer colocado en todo momento, antes de comenzar los partidos y al finalizar, con la importantísima finalidad de evitar disparos involuntarios.

Todos los participantes en un juego de paintball deben usar este dispositivo de bloqueo conocido como zoquete o “Barrel Sock”, que va situado en el cañón de la marcadora cuando no participan activamente en una partida. Estos dispositivos suelen tener la forma de una pequeña bolsa que cubre el extremo del cañón y se sujeta en su sitio por un cordón elástico enrollado a la marcadora. El “Barrel Sock” en caso de disparo fortuito, atrapará cualquier bola de pintura, evitando impactos no deseados.

 

Desde 2004, año de la fundación de esta Asociación, pregonamos el uso y la exigencia de uso del “Barrel Sock”, tanto en Torneos y eventos como en campos de alquiler.

Antes de su introducción a finales de los años 1990, los dispositivos de bloqueo del cañón más usados eran los tapones (también llamados chupetes). Estos tapones eran unas piezas de plástico duro con anillos de goma que se introducían por el extremo del cañón. Debido a que estos tapones podían caerse o salir disparados del cañón si se producían disparos accidentales, los campos responsables obligan actualmente como medida estándar de seguridad a usar “Barrel Socks”.

Las marcadoras más modernas cuentan con un sistema de bloqueo de seguridad, en el que un botón en el lateral de la marcadora bloquea el gatillo. Sin embargo, incluso con este añadido, los jugadores siempre deben usar “Barrel Sock”.

Muchas veces hemos observado una resistencia a su uso por parte de jugadores, y también apreciamos la falta de exigencia, por parte de los operadores de campos.

Queremos remarcar con mucho énfasis que cuando hablamos de seguridad, no hay medias tintas. No usar barrel sock (y no exigir su uso) es una irresponsabilidad enorme que pone en peligro al deporte y a la integridad física de sus jugadores. ¡USALO Y EXIGILO!
(1 votos 5,00 de 5)
Loading...