Dr. Javier Ulrich

El primer presidente de la Asociación fue el Dr. Javier Ulrich, elegido en la Asamblea Constitutiva del 1ro. de febrero de 2004. Su presidencia se caracterizó por haberse desarrollado en un periodo de inicio institucional en la cual se sentaron las bases necesarias para el funcionamiento de la Asociación. Durante la misma, se dictaron gran cantidad de reglamentos internos y se iniciaron gestiones ante el Re.N.Ar.

En 2010 el entonces presidente Leonardo De Maio es sucedido por Ulrich asumiendo el cargo por segunda vez. Su gestión consolidó el Torneo Argentino y afirmó la participación de la Asociación en el Circuito Sudamericano. A su vez vio la concreción del Honorable Cuerpo de Árbitros, que dictó su propio reglamento interno. Durante esta presidencia vieron la luz las primeras Delegaciones Provinciales, que llevaron la presencia de AAP a casi todo el país. Además se sancionaron varias ordenanzas regulando la actividad en diferentes municipios de distintas provincias.

Por primera vez en la historia, la Asociación firma acuerdos de cooperación con entidades de otros países: la Federación de Paintball de San Pablo (Brasil) y la Primera Asociación de Paintball del Uruguay. Asimismo, se comenzaron las gestiones para evitar la prohibición del paintball en la Provincia de Buenos Aires. Ulrich, obtuvo la reelección en el cargo en mayo de 2011. Dicha reelección le otorgó la presidencia, hasta mayo de 2012.

Durante ese año se modificó el reglamento del T.A.P. para adaptarlo a las nuevas exigencias de la disciplina y se inauguraron nuevas delgaciones provinciales. Por primera vez, los árbitros argentinos viajaron al exterior (Repùblica Oriental del Uruguay) a brindar clínicas de capacitación. También por primera vez fueron invitados a participar de la World Cup en EE.UU. (organizada por la liga PSP), aunque el viaje no se concretó por razones ajenas a la Asociación.

En su gestión se sancionó la histórica ordenanza de paintball de Escobar, la primera en la provincia de Buenos Aires, y se logró aplazar el tratamiento de la prohibición del paintball en la Legislatura Provincial, lo que terminaría de coronarse con éxito al año siguiente.